Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

Space Marine

http://www.spacemarine.com/

Casual: 3     Hard: 4     Focus: 2

¡Hermanos marines! Los malditos xenos vuelven a mancillar el imperio de la humanidad con su presencia. Saca brillo a tu servoarmadura, carga tu pistola bolter y prepara tu espada sierra. ¡Esos orkos caerán a docenas!

A simple vista

Se trata de un juego de acción en tercera persona, de esos que vas abriéndote paso entre los enemigos gracias al poder de tu armamento. Adoptarás el rol de un capitán de los marines espaciales del universo del Warhammer 40.000, creado por la Games Workshop como juego de mesa de estrategia donde se recreaban batallas futuristas. Tu misión es sencilla: hacer frente a la invasión xeno que azota el planeta forja Graia, asegurando los enclaves más importantes y resistir mientras llega el grueso de la flota Imperial.

El resultado de todo esto es pura acción y adrenalina, donde combinaremos nuestra puntería disparando el sagrado bolter con nuestra habilidad blandiendo la letal espada sierra, y veremos caer a los enemigos de la humanidad a nuestros pies. Sin embargo, no nos dejemos engañar, ya que su argumento no es tan simplón como parece, tiene su intriga y más de una vez nos va a sorprender.

En profundidad

Space Marine es el resultado de la suma de antiguos fracasos y recientes éxitos que ha sufrido Games Workshop en sus variados intentos para hacerse un hueco en el mundo de los videojuegos. Su primer gran éxito fue en el 2004 con el Dawn of War, un RTS donde nos hacíamos cargo de los valiente Cuervos de Sangre y luchábamos contra otra invasión xeno. Y así fue como el público en general conoció a los marines espaciales.

Aunque no tan lejos ha quedado el DoW, la franquicia se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y ha evolucionado hasta el juego que ahora nos ocupa. Ahora llevaremos el rol del capitán Titus de los Ultramarines que, juntamente a su compañía, se le ha llamado con urgencia para hacer frente a la invasión de orkos en el mundo-forja de Graia. Y ha diferencia de otras entregas, dejaremos la estrategia a un lado (aunque no la prudencia) para enfrentarnos al enemigo cuerpo a cuerpo y poder sentir su último aliento en la cara.

Empezando a jugar

Lo primero que nos encontraremos, como casi siempre en todos los videojuegos, es el menú inicial. Con pocas opciones y todas intuitivas, no habría nada a destacar si no fuera por la imagen de fondo, donde podremos disfrutar del arte de nuestro querido capitán despechando a varios orkos en cámara lenta. Sin embargo, aquí es cuando me llevo una decepción cuando descubro que los pieles verdes tienen la sangre roja; yo siempre la había visto verde oscuro (queda más xeno, para mi gusto).

Una vez empecemos a jugar veremos que los controles nos permiten una serie de acciones básicas que pronto dominaremos, y que con un poco más de práctica, nos permitirán enfrentarnos a hordas infinitas de enemigos. Estos controles son los mismos para el modo multijugador, habiendo casi nula diferencia en como llevar a nuestro marine.

Modo historia

A pesar de ser un juego claramente violento, tengo que reconocer que la historia me sorprendió gratamente. Evitando desvelar cualquier detalle, solo os diré que la trama es más compleja de lo que a simple vista parece, y que los personajes no son tan planos como suelen ser en este tipo de juegos.

Además de proporcionarnos una trama interesante con una duración decente, el modo historia también nos permite ir conociendo sin prisas, pero sin pausas, los controles y el armamento que hay en el juego, ofreciéndonos una curva de dificultad muy bien ajustada.

Otro aspecto a destacar es la magnífica oportunidad que nos ofrece el modo historia para ir descubriendo el mundo de Graia, aunque esencialmente sean sus ruinas. Os aconsejo encarecidamente que no vayáis con prisas y dediquéis un poco de tiempo en apreciar el arte que hay en lo edificios «góticos» que recubren la superficie del planeta.

Modo online PvP

En el modo online se basa en un sistema de niveles que nos irá desbloqueando armas, que nos permitirán mejorar nuestro capacidad ofensiva, y armaduras, que no afectan a nuestra resistencia, pero sí que nos permitirán ir a la última moda marine. Además del armamento, también ganaremos más habilidades y huecos para nuevas configuraciones de equipo; empezamos únicamente siendo simples marines tácticos y podremos terminar con la configuración que más nos guste.

Por otro lado, el sistema de niveles no sirve para agrupar jugadores en partidas más acuerdo con sus habilidades, sino que estaremos luchando contra (y al lado de) cualquiera, sea quien sea su nivel. Sin embargo, tenemos la opción de copiar la configuración de quien nos ha matado, poniéndonos a su altura, al menos en lo referente a equipo. Esto es algo a tener muy en cuenta en niveles bajos, ya que no solo nos permitirá combatir con cierta igualdad, sino que además nos da la oportunidad de ir conociendo el armamento que iremos desbloqueando. Cuando hayas evolucionado un poco más, no la usarás mucho esa opción, porque te retrasará en la evolución del arma que realmente te gusta, o quieres desarrollar en ese momento.

No obstante, el PvP es bastante simple. Hay pocos mapas, con lo que pronto te los conocerás de memoria, y pocos modos de juego, con lo que puedes llegar a encontrarlo repetitivo.

Modo online cooperativo

El modo cooperativo consiste en enfrentarse a oleadas de enemigos que irán apareciendo una tras otra mientras tenemos que cumplir alguna misión sencilla, como capturar un punto. Es bastante simple, pero sigue la tónica general de juego: adrenalina y muerte. Y al igual que en el PvP, también iremos ganando experiencia, al igual que en el PvP, no nos servirá para mejorar nuestras habilidades. De todas formas, esa experiencia nos irá muy bien en las fases iniciales de nuestro marine, y también es una forma entretenida de seguir luchando.

Como que se trata de un survival, deberemos evitar a todos costa que nos maten, lo que nos llevará a un problema de munición. Tendremos que ser cuidadosos con ella y procurar ir recogiendo lo que nos vayan dejando los enemigos.

Aspectos técnicos

Gráficamente el juego es simplemente genial, al menos a mi modo de ver. Las caras los protagonistas tienen todo tipo de rasgos, incluyendo cicatrices; las armaduras son ricas en detalles y no hay dos iguales; los entornos nos sumergen completamente no solo en el juego, sino también en el universo del Warhammer 40.000, ya sea en las partes más sombrías de las entrañas del mundo-forja, o viendo el horizonte desde los más altos edificios.

Otro aspecto a destacar es la cantidad de enemigos que aparecen en pantalla y que nunca afecta al rendimiento del videojuego. Incluyendo los casos que vamos acumulando cadáveres a nuestros pies (que no tardan mucho en desaparecer), así como la cantidad de balas y rayos multicolor que surcan el aire, la acción nunca disminuye.

Técnicamente, no hay nada malo que decir; está implacable.

Jugabilidad

Los controles son simples a la par que completos, nunca echaremos en falta alguna opción o movimiento más. Además, las primeras etapas del modo historia también actúan como tutorial, con lo que iremos aprendiendo a usar nuestras armas y habilidades así como aprovecharnos del entorno.

Esta sencillez de controles se mantiene en los modos multijugador, aunque, obviamente, nuestros enemigos no se comportaran de la misma manera.

Y para terminar

Estamos delante de un juego bien cuidado y con unos mecanismos sencillos pero completos. Gráficamente es espectacular, porque el juego quiere ser espectacular, y seguirás su ritmo como buen Ultramarine que defiende el Imperio de la Humanidad ante los viles xenos que intentan mancillarlo; o en otras palabras, pronto estarás sumergido en este universo fantástico.

Casual: 3. No estaría mal echarle un ojo. Su mecánica es simple y pronto encontrarás el gustillo rebanar todo lo que te encuentres por delante. Además, hay muchos puntos de control, lo que te permite dejar el juego en cualquier momento. Y el modo online también rebosa sencillez y rapidez.

Hard: 4. Lo vas a encontrar interesante. Tienes logros que hacer, desafíos que completar, además de una buena historia y un modo online que te proporcionará muchas horas de juego. Por desgracia, su poca profundidad en todos los modos te dejan una extraña sensación de faltar un poco más.

Focus: 2. Si te sientes generoso puedes probarlo. Las horas las pondrás más en conseguir las armaduras y los extras de las armas en el modo multijugador, que en el modo historia. Aun así, podrías encontrarlo repetitivo por la falta de variedad de niveles y modos.

Demo de Space Marine en Steam

Un poco de argot

RTS: Siglas de Real Time Strategy. Son el tipo de juegos donde debemos administrar recursos y tropas donde el tiempo es seguido, en vez de por turnos.

Survival: Es un modo de juego donde lo más importante es que no te maten, lo que a la larga también nos obliga a preocuparnos por nuestra munición y otros recursos que se van agotando.

Tercera persona: Termino que define a los videojuegos que la cámara va siguiendo al protagonista desde atrás.

Aquí el resto del argot.

Dejar un comentario

nombre

correo electrónico (no publicado)

sitio web